Sueño Efimero

cuando uno comienza una historia no siempre lo hace con paginas nuevas y en blanco, a veces comenzamos con saldos pendientes, borrones y remiendos; no siempre somos vasos vacios, a veces estamos a medio llenar y otras repletos.

No siempre deseamos tener la casa llena sin embargo dejamos abiertas las puertas y ventanas, aunq sea un poquito, en la esperanza que el dia llegue y entre la luz hasta los pequeños rincones donde anida la tristeza, no siempre esperamos pero lo hacemos y cuando llega el dia en que ese vacio se llena y te contiene a la vez lo demas se extingue y difumina.

Ahora soy un vaso qebrado, un papel arrancado, una casa sepultada en escombros en un libro de cuentos, en un hermoso sueño del cual me toco despertar.

Popular Posts